Ir a sitio de Universidad Latina

La memoria es una parte fundamental en la vida de una persona, ya que a través de ella se conservan las vivencias y el aprendizaje. Es un proceso de almacenamiento y recuperación para ser utilizado un período determinado, esto es importante para el correcto desempeño de un estudiante en el aspecto académico. ¿Querés sacar mejores notas? Poné en práctica estos tips para memorizar rápidamente.

Hacé un mapa mental

Un consejo excelente para este tipo de situaciones es hacer un recorrido visual, es decir hacer dibujos que tengan cierto sentido lógico. De esta manera será más fácil que recordés elementos gráficos en comparación con las palabras articuladas.

Repeticiones

Ahora es momento de ir un poco a lo básico, repetir las palabras hasta grabarlas es un truco que aunque sea un poco antiguo puede funcionar. Pero, para ser efectivo tenés que ser paciente ya que puede resultar un poco aburrido, si querés hacerlo más atractivo cronometrate e imaginá que estás en medio de un concurso y rompé tus propios récords.

Hacé una historia

Si la opción anterior no te convenció mucho esta te encantará, una de las mejores formas de recordar datos es creando una historia y la ventaja de esto es que al ser el autor recordarás hasta el último detalle. Todo esto sin mencionar que es una forma muy entretenida de estudiar sin que te dés cuenta.

Método de asociación

Por medio de este método podrás unir información nueva a otra que ya esté dentro de tu archivo de memoria, cada persona tiene una forma única para guardar datos. Si deseás recordar alguna clase de información, podés asociarlo con algún elemento ya dentro de archivo para hacerlo más efectivo.

Existen varias formas para la asociación de datos, uno es agrupar en función de formas, color, olor, sabor o también adjuntándolo a otro objeto ya conocido.

Movete

Si ya tenés claro un método pero aún no funciona, lo que necesitás es cambiar un poco de ambiente, esto incluye la mesa de estudio o crear nuevos espacios de trabajo. Tené en cuenta que contar con un nuevo escenario para estudiar te puede ayudar a crear nuevas asociaciones.

Escribir y escribir

Otra manera de reforzar la información es escribiendo los datos de nuevo, al escribir tu cerebro cambiará la forma en que proyectás la información y por lo tanto tu mente recordará ese cambios haciendo más fácil el “buscar” datos en el archivo de memoria.

Distribuir las horas de estudio

Estar horas y horas frente a un libro te hace sentir abrumado y cansado, cuando tenés ese tipo de sensaciones es una señal clara por parte de tu cerebro de que es momento de parar, de lo contrario estás gastando tu capacidad intelectual en mantener esa concentración, lo que hace que el cerebro no tenga energía para el proceso de aprendizaje.

La solución es establecer intervalos de tiempo entre cada sesión, esto dependerá de vos ya sean minutos, horas o días pero será indispensable para la retención de información.

Siglas

Ahora si lo que necesitás es memorizar listados entonces un truco muy eficiente es memorizar la primera letra de cada palabra haciendo una nueva palabra. Así lograrás tener presente cada uno de los elementos sin repetir cada uno hasta aprenderlos.