Ir a sitio de Universidad Latina

Históricamente Costa Rica ha sido vista como un paraíso de la inseguridad cibernética. La incipiente legislación, desinformación, exceso de confianza en los equipos tecnológicos y móviles, y la escasez de profesionales en el área, ha generado un ambiente “desprotegido” en el país.

Partiendo de esto, no podés dejar que los “hackers” te ganen la batalla por la posesión de la información. Para nadie es un secreto que, en el mundo actual, los datos son más valiosos que el dinero, y si estos llegan a poseer tu información personal, lo tendrán todo.

Es por eso que debés tener mucho cuidado con el uso del Internet de las Cosas (IoT por sus siglas en inglés), el cual es atractivo porque simplifica la vida y automatiza todo, a tal punto que con tu celular podés encender el televisor, abrir la cochera de tu casa o indicarte cuántos pasos das diariamente. Sin embargo, ¿te has preguntado alguna vez cuán valiosa es toda esta data? Posiblemente sos de los que dicen “yo no soy importante, nadie quiere saber qué hago”, pero nada podría estar más lejos de la realidad. 

Para que te protejás y evités terminar en manos equivocadas, tomá en cuenta estos consejos:

    • No te fies de las redes públicas. En muchos casos estas son poco protegidas, por cual, cualquier persona podría vulnerarlas y acceder a todos los datos de aquellos que están conectados a ella.
    • No abrás correos sospechosos. Si un correo no te parece familiar o te piden que des información personal o descargar algún archivo, de inmediato descartalo. ¡Podés poner en peligro toda tu información con tan solo un clic! Los malware tipo phishing son muy populares entre las plataformas de correo, ya que se disfrazan de correos fidedignos y por descuido de los usuarios, tus datos terminan siendo secuestrados.
    • No dejés portales abiertos y tratá al máximo de no vincular cuentas y contraseñas de unas apps con otras. Al vincular aplicaciones podrías exponerte a que una de ellas esté contaminada con algún tipo de malware y exponga a la otra a un potencial ataque, y con ella, tus datos.
    • Cambiá tus contraseñas mínimo cada 30 días, (si es posible). Esto te ayudará a disminuir la posibilidad que alguien rompa con tus contraseñas y tenga acceso a tu correo, redes sociales y nube.
    • Hacé respaldos de la información cada cierto tiempo. Podés usar DVD, guardarlos en un lugar seguro y probarlos de vez en cuando para corroborar que la información siga ahí.
    • Si trabajás, consultá con el Departamento de Tecnologías de la Información (TI) cómo realizar los respaldos de datos.
 
cuerpo

Estos sencillos consejos te ayudarán a no ser un blanco fácil de los ciber criminales. Costa Rica necesita más y más expertos en el área de la seguridad cibernética. El mercado es amplio, la demanda es amplia y la oferta escaza.

Recordá que si querés tener un conocimiento más profundo y convertirte en un experto del en el área, en Universidad Latina de Costa Rica podés cursar una Especialización en Ciber Seguridad.

Con esta especialización, obtendrás conocimientos de las principales técnicas de seguridad de la información, para que podás actuar proactivamente ante los problemas emergentes en esta área, planteando distintas respuestas alternativas y anticipando posibles resultados que permitan seleccionar la respuesta más efectiva ante las amenazas de seguridad más actuales.