Ir a sitio de Universidad Latina

La comunicación es fundamental para el día a día de las personas, porque podés transmitir sentimientos, ideas u opiniones. Es muy importante que en los grupos de referencia ya sean de tu trabajo, universidad o amigos, mantengás una adecuada comunicación eliminando cualquier barrera existente.

Esta es una ciencia que requiere de muchas habilidades para lograr una adecuada aplicación, te compartimos todo lo que necesitás para comunicarte correctamente.

IMPORTANCIA DE LA BUENA COMUNICACIÓN:

¿Querés que tu idea llegue al objetivo? En el momento que empezás a venderla tenés que emplear una buena comunicación. Todo emisor es indispensable en el proceso comunicativo, ya que es el encargado de explicar y desarrollarse adecuadamente para que el mensaje llegue al receptor de la manera esperada. Así tené cuidado al elegir apoyo audiovisual, escenarios, vestuario porque todos estos elementos interfieren en tu comunicación.

Los entornos libres de barreras de comunicación son muy saludables para cualquier ambiente ya sean laborales, educativos, deportivos; permite que la relación entre los involucrados fluya y se eviten malentendidos.

Comunicarte de manera efectiva favorece no solo a tu entorno social sino también te ayuda para enfrentar cualquier situación y utilizar las palabras adecuadas. Es importante que sepás compartir un mensaje de manera óptima, para que llegue la información correcta y no llene de dudas al receptor.

HABILIDADES DE UN BUEN COMUNICADOR:

Para comunicar tus ideas de manera adecuada tené en cuenta los siguientes puntos:

  • Aprendé a escuchar: Los buenos comunicadores saben escuchar, muy pocas personas realmente están escuchando y analizando cuando el emisor está emitiendo el mensaje, por eso es importante seleccionar muy bien las palabras y argumentos para hacerse escuchar.
  • Seguridad: estudiá, investigá y practicá el tema que vas a desarrollar y así en el momento de desenvolverte tendrás un amplio conocimiento y te resultará sencillo y efectivo.
  • Comunicación no verbal: no olvidés que el lenguaje corporal también expresa la idea. Evitá cruzar los brazos cuando te estás comunicando, aprendé a controlar tus gestos ya que mediante estos transmitís nerviosismo, inseguridad o desinterés, es recomendable mantener el contacto visual con tu audiencia e involucrarla para dar dinamismo y confianza a la comunicación.
  • Cordialidad: demostrá disposición con la audiencia, esto implica ser amable, respetuoso y sonreís, pues esto construye una cercanía con el oyente.
  • Creatividad: Para mejorar la atención de tu público, implementá herramientas diferentes para lograr una mayor interacción, pero tené en cuenta tu tema para recurrir a las mejores ideas.

Para finalizar, es importante que reconozcás cuáles son tus fortalezas y debilidades en el momento de comunicarte para mejorés y practiqués cuando tengás que exponer un tema poniendo en práctica los puntos que te compartimos anteriormente.