Ir a sitio de Universidad Latina

Dos de las fechas más importantes para el comercio mundial están cerca y las ofertas en todo tipo de productos se vuelven tentadoras, principalmente aquellas que se promocionan a través de Internet. Tanto el Black Friday como el CyberMonday, son los días favoritos de los hackers para hacer de las suyas con las cuentas bancarias y datos personales de los usuarios.

Es por ello que queremos compartirte algunos consejos para que evités ser víctima de los hackers a la hora de realizar tus compras por Internet, durante estas fechas:  

  • No utilicés redes públicas: Para los ciber delincuentes las redes públicas son escenarios perfectos para ejecutar sus fraudes, puesto que es allí donde los piratas informáticos capturan contraseñas, detalles de inicio de sesión e información financiera. Nunca se sabe quién más está conectado a esa red y lo más seguro es que hagás tus comprar a través de redes privadas.

 

  • Visitá solamente páginas oficiales: Si una página inicia con las letras HTTPS://... Esto quiere decir que es un portal seguro. Realizá tus compras a través de páginas seguras y oficiales, tratá al máximo de no hacerlo por marketplace online, ya que te podría salir mucho más caro de lo que pensás.

 

  • Buscá referencia de tus puntos de compra online: Aunque te lleve tiempo, es mejor que te asegurés que donde vas a comprar, es recomendado por un alto número de personas. Si ves que hay quejas o que las calificaciones que le dan a los sitios web en Facebook y Google no son convincentes, entonces buscá otro lugar porque algún criminal podría estar al otro lado de la pantalla.

 

  • Establecé alertas: Las entidades financieras, tanto para tu seguridad como para la de ellas, te permite poner alertas a tus movimientos bancarios y de compras en línea. Pedí a tu banco que active estas alertas y si detectás que después de tu compra de Black Friday o CyberMonday hay movimientos extraños en tu cuenta, ponete de inmediato en contacto con el banco para ejecutar una pronta denuncia.

 

  • Verificá los remitentes de tus correos de confirmación de compra: Es muy común que los hackers envíen correos electrónicos similares a los que enviaría una entidad financiera; sin embargo, por lo general estos traen links a páginas muy parecidas a las originales donde te piden que actualicés datos y pongás tus contraseñas. Recordá que ninguna entidad financiera, te pedirá tus datos confidenciales a través de Internet.

 

  • No utilicés una sola contraseña para todo: Como última instancia, pero no menos importante, establecé contraseñas seguras combinando letras mayúsculas, minúsculas, números y caracteres especiales, y no usés la misma contraseña para todas tus cuentas. Es necesario que la variés para que así el riesgo de pérdida de datos sea menor.

 

Si te intriga conocer cómo implementar medidas de control y seguridad online, consulta por nuestro programa en Ciberseguridad.

relacionados