Ir a sitio de Universidad Latina

Una buena fotografía requiere primero que todo de conocimientos previos para capturar lo deseado. Es muy común que las personas piensen que ser fotógrafo es solamente  tener una cámara profesional, y eso no es correcto; la profesión se está popularizando y eso se acaba cuando enseñés a las personas a valorar tus conocimientos y trabajo.

Para realizar un buen trabajo de campo y capturar fotografías con una visión innovadora y lograr un trabajo diferenciador, tenés que conocer los siguientes conceptos claves de la edición digital, prestá atención:

  1. Pixel: es la unidad mínima que podés visualizar en una imagen digital. Cuando aplicás el zoom sobre la imagen podés observar que conformada por un montón de puntos.
  2. Profundidad de color: este concepto hace referencia a la cantidad de bits, un bit es una el valor entre 0 o 1 para saber la profundidad de color de la imagen, y estos son necesarios para la información de color de cada píxel.
  3. Formatos de imagen: en el área digital podés guardar tu imagen en diferentes formatos. Los más utilizados son los siguientes:
    • Gif:  permite optimizar el tamaño de información que conforma la imagen y darle animación, es muy utilizado para darle un toque diferenciador a tu trabajo, este formato reduce a 256 colores la paleta como número máximo.
    • BMP: no tiene pérdidas de calidad y como ventaja podés guardar una amplia cantidad de información de la imagen, te recomendamos utilizarlo si vas a manipular la imagen posteriormente.
    • PNG: tenés la posibilidad de trabajar con más 256 colores y además es uno de los factores que tiene más compresión, podés emplear fondos transparentes sin perder información, debés tomar en cuenta que este formato no te permite animación.
    • TIF: en este formato la profundidad de color se encuentra entre 1 a 32 bits, si lo querés imprimir o editar es el formato idóneo, pero tené en cuenta que produce archivos muy grandes.
    • JPG: es el formato más común que vas a encontrar en internet y esto es porque es el más recomendable por si querés publicar tu imagen en la web. Es ventajoso ya que te permite una paleta de colores hasta de 16 millones también si querés trabajar con degradados este es el formato ideal, la desventaja es que podés perder la calidad de la imagen y tampoco admite fondos transparentes ni animación.
  1. Resolución de imagen: es el valor expresado de una imagen digital en píxeles por pulgada. Esto se refiere a entre más píxeles tenga la imagen mayor calidad tendrá. Si querés comprar una cámara digital, primero tomá en cuenta que la calidad es expresada en megapíxeles (MP) y por ello considerar que la capacidad de captura dependerá de la cantidad de MP.
  2. Modos de color: es el mecanismo de coordenadas que podés utilizar para visualizar y describir el color de cada píxel haciendo uso de valores numéricos, conocé los modos más destacados:
    • Escala de grises: Utilizás el negro como canal principal, este modo te permite 256 tonos de gris entre el blanco y negro.
    • RGB: en este formás una combinación de tres colores primarios, y son los siguientes: azul, rojo y verde, de esta surgen 16 millones de colores.
    • Monocromático: en este modo la imagen está conformada por píxeles negros o blancos y tienen una profundidad de color equivalente a 1 bit.
    • CMYK: es la comunicación de los colores primarios de impresión, estos colores son: cian, magenta, amarillo y negro. La profundidad que podés tratar en la imágenes es de 32 de bits.
    • Color indexado: en este modo podés trabajar con un número máximo de 256 de colores ya que produce imágenes de 8 bits, reduciendo la gama cromática, y esto produce la disminución del tamaño de tu imagen.
Ahora tenés la base fundamental para dar inicio a tu aventura como editor de fotografía digital y que cuando vayás a capturar una imagen tengás una justificación del porqué tomaste esa foto con conocimientos que te respalden, aprendé más aquí